Diario de un aprendiz de cocina (III)

El curso de cocina continúa siendo una fuente inagotable de descubrimientos gastronómicos. Allá va una de subposts verduleros:

– Cómo cocer una alcachofa 

Es la cruz de las alcachofas, se oxidan en cuanto las estamos limpiando. Para evitarlo, y para alargar su conservación, podemos blanquearlas, introducirlas en un caldo blanco. Lo elaboramos mezclando en una cazuela profunda 25 gramos de harina con el zumo de un limón y una cucharada de aceite. Cuando esté homogéneo, añadimos un litro de agua y un poco de sal. El resultado es un líquido turbio. Pues bien, en frío, metemos las alcachofas peladas, y lo llevamos a ebullición unos 15 minutos. Cuando estén listas, podemos consumirlas en el momento o dejarlas enfriar en el mismo líquido para conservarlas hasta cuatro días en la nevera. Ganan en color y en textura. Increíble. El mismo procedimiento se puede aplicar a las acelgas y el cardo.

– Nunca lavar las endibias

Atención, víctimas de la ‘Operación Biquini’: las endibias tienen un aporte calórico ridículo y aunque no sean las verduras más nutritivas del mercado, poseen un alto contenido en fibra. Parecen apetecibles, pero conviene tener en cuenta un par de precauciones: no hay que comprar nunca las endibias que en el expositor del supermercado reciban directamente luz (artificial o natural), porque no estarán frescas; no hay que lavarlas con agua nunca, si lo hacemos adquieren un sabor amargo un pelín desagradable, basta con limpiarlas con un trapo o una servilleta de papel.

¡Qué envidia de endibias!

– Los puerros, siempre unidos

Un par de apuntes sobre los puerros. Uno: al elaborarlos solemos desperdiciar la parte verde, pero si lo añadimos a un puré, aporta un sabor más que notable. Dos: para cocerlos y poder comerlos enteros, no deshechos, lo mejor es meterlos en agua hirviendo agrupados, atados y en una cazuela alta. En no más de diez minutos estarán impecables.

¡Buen provecho!

Anuncios

2 thoughts on “Diario de un aprendiz de cocina (III)

  1. Mi problema con las alcachofas es… ¿cuándo dejar de pelar? O me quedo corta o me paso, así que nunca las uso. Mi madre no las perdona en su paella y logra un toque estupendo.

    Lo de no lavar las endibias me da cosilla… Pero es verdad que el amargor que a veces traen es insoportable.

    El puerro, qué gran verdura. Un 10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s