Risotto de Queso La Peral

¿Te gusta el risotto, pero no consigues dar con un templo en forma de restaurante donde lo elaboren a la perfección? Quizás ha llegado el momento de que dejes de buscar y te metas en la cocina. Es muy fácil de preparar: sólo hace falta comprar los ingredientes adecuados, emplear más paciencia de la habitual y tener un poco, sólo un poco, de pericia.

Empecemos aclarando denominaciones. No hay que confundir el risotto con el arroz meloso que sirven en muchos restaurantes y al que le pueden echar de todo. El plato típico del norte de Italia se diferencia de los demás en que siempre lleva queso y en que se elabora con arroz Carnaroli, de granos más abombados y con más almidón de lo normal, que permite un acabado más cremoso. Para cumplir con este último requisito nos topamos con un inconveniente: su alto precio. Pero lo podemos esquivar comprando otros tipos de arroz de similares características, como el bomba o el SOS de toda la vida. Eso sí, el resultado será un risotto menos perfecto.

Yo que soy partidario de las recetas con el menor número de ingredientes posible, elaboro el risotto sólo con queso, aunque es un plato que admite perfectamente setas y verduras. Ahora es cuando exalto las virtudes de mi queso preferido, La Peral. De producción casi artesanal (en el concejo asturiano de Illas), elaborado con leche de vaca, y con una cremosidad espectacular, hay quien lo compara con el Queso Rochefort. Aunque yo me atrevo a decir que el asturiano tiene un sabor más suave y equilibrado que el francés. Es un queso perfecto para elaborar un risotto, porque permite una cremosidad increíble y su sabor no avasalla.

“Cómeme, que me enfrío”

Ingredientes para 4 personas:

– 250 gramos de arroz: carnaroli, bomba o el de SOS de toda la vida. Pero que no sea arroz de grano largo. Eso no.

– 150 gramos de Queso La Peral.

– 1 litro de caldo de verduras. Si otros lo hacen, para qué lo vas a elaborar tú: hoy en día hay bricks con caldos muy conseguidos. Aunque si hay exceso de restos de verduras en la nevera, no hay más que lavarlos, ponerlos en agua hirviendo con aceite y sal durante 15 minutos, y colar. Asín de fácil.

– Medio vaso de vino blanco.

– Un par de chalotas o una cebolla.

– 25 gramos de mantequilla.

Elaboración:

1. Derretimos la mantequilla en una cazuela a fuego lento. Añadimos las chalotas partidas en los trozos más pequeños que podamos. Dejamos pochar unos 10 minutos.

2. Agregamos el arroz. Rehogamos un minuto, y añadimos el vino. Subimos un poco la intensidad del fuego, a fuego medio, y dejamos que el arroz absorba casi por completo el líquido.

3. Añadimos un poco del caldo, que tendremos caliente en un fuego junto a la cazuela del risotto. Es el momento de tener paciencia, porque a partir de ahora no hay que dejar de remover el arroz. La pericia también entra en juego: iremos incorporando caldo poco a poco sin que el arroz llegue a estar seco. Normalmente tardaremos entre 15 y 20 minutos en terminar la cocción. Notaremos cómo el arroz va adquiriendo untuosidad.

4. Cuando el arroz esté en su punto (probamos un grano y si está ‘al dente’, es que está bien cocinado), y fuera del fuego añadimos el Queso La Peral desmigado. Con el calor del risotto, se irá deshaciendo. Echamos la sal que sea necesaria, dejamos reposar un par de minutos y servimos.

¡Buen provecho!

Anuncios

9 thoughts on “Risotto de Queso La Peral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s