Bizcocho mármol

Cosas del subconsciente o vete tú a saber. Resulta que el otro día me desperté tarareando esto:

No es que yo sea fan de Michael Jackson, pero se me metió la maldita canción en la cabeza y era un no parar de berrearla. Seguro que os ha pasado con más de un estribillo inesperado. En fin. Justo ese día se me terminaron las magdalenas, y en mi ‘operación desayuno casero’ tocaba cocinar algo para mojar en el café por las mañanas. Asocié ideas… “black or white”… chocolate… chocolate o vainilla… por qué “o” cuando puede ser “y”… ¡chocolate y vainilla! Y así recordé, babeando cual Homer Simpson, aquellos bizcochos mármol que devoraba cuando era pequeño.

La primera receta de la que hay constancia de este veteado dulce data de finales del siglo XIX, y es originaria de EEUU. Por aquel entonces para elaborar el bizcocho mármol abusaban de los huevos y las almendras. Yo, después de indagar por unos cuantos libros de cocina, decidí crear mi propia versión, que no es más que la suma de las recetas de los dos bizcochos que más hago: el de vainilla y el de cacao. Ahí os va:

Bizcocho black and white

Ingredientes para la parte de vainilla:

– 2 huevos.

– 80 gramos de azúcar blanco normal.

– 20 gramos de azúcar avainillado.

– 150 gramos de harina.

– 8 gramos de levadura química.

– 80 mililitros de aceite de girasol.

Ingredientes para la parte de cacao:

– 2 huevos.

– 100 gramos de azúcar.

– 135 gramos de harina.

– 25 gramos de cacao puro. No es Cola-Cao ni Nesquik, es cacao puro sin azúcar. Lo venden ya en casi todos los supermercados.

– 8 gramos de levadura química.

– 80 mililitro de aceite de girasol.

Elaboración:

1. Por un lado, mezclamos los ingredientes de la parte de vainilla: batimos los huevos, añadimos los dos tipos de azúcar, batimos hasta que esté bien integrado, sumamos a la mezcla la harina y la levadura, lo juntamos todo bien y por último agregamos el aceite. El resultado tiene que ser una masa homogénea.

2. Ahora nos ponemos con la parte de chocolate: en otro recipiente batimos bien los huevos, añadimos el azúcar, echamos la harina, el cacao y la levadura, y cuando esté todo bien integrado, echamos el aceite.

3. Ahora es cuando entra en juego la pericia. Lo mejor para este tipo de bizcochos es utilizar uno rectangular. Untamos bien todas las paredes con mantequilla y empezamos a echar la masa por capas. Primero una capa de la mezcla de cacao, o de la de vainilla, después otra de la del sabor contrario. Y así hasta terminar las dos masas.

4. Metemos en el horno, previamente calentado a 170º, unos 40 minutos. Como siempre, como el tiempo de la cocción depende del tipo de horno, pasados 35 minutos metemos un cuchillo en el bizcocho, y si sale con restos de la masa, lo dejamos hornear hasta que salga limpio.

¡Buen provecho!

Anuncios

2 thoughts on “Bizcocho mármol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s