Brócoli. Pimiento. Queso.

Seguro que alguna universidad que no existe ha realizado un estudio sobre los alimentos más detestados por toda la humanidad. Estoy convencido de que en los primeros lugares de la clasificación aparece el brócoli. Será por su textura granulada, que nos deja restos en los lugares más insospechados de nuestra boca, o quizás por el poco agradable olor que despide cuando es cocido, pero lo que está claro es que es una de las comidas más evitadas. Fijaos si no en la sección de verduras la próxima vez que vayáis a hacer la compra, ¿cuál es la que nunca se agota, la menos comprada? ¡¡¡El brócoli!!!

Paradojas de la alimentación, el brócoli es uno de los productos más nutritivos que hay en el mercado. Sin apenas calorías ni grasa y con un alto contenido en fibra, es una verdura imprescindible en dietas para perder peso.

La cosa es que una amiga que, según dice, ha decidido llevar una vida más sana, me retó hace unos días a elaborar una receta a base de brócoli que fuera apetecible. Estuve dándole vueltas al asunto, y sólo se me ocurrían platos con bechamel, queso gratinado, rebozados y similares. Vamos, que me di por vencido. Eso sí, encontré un término medio entre lo hipercolesterolado y lo sano: pimientos rellenos de bechamel de brócoli y queso de cabra.

Rojos y verdes

Ingredientes para cuatro personas, 12 pimientos:

– 12 pimientos del piquillo.

– 400 gramos de brócoli.

– 70 gramos de queso de cabra.

– 16 gramos de harina.

– 16 gramos de mantequilla.

– Un chorro de aceite.

– Media cebolla.

– 200 mililitros de leche entera.

Elaboración:

1. Lo primero es cocer el brócoli. Lo limpiamos bien y lo introducimos en agua hirviendo con aceite, sal y un poco de bicarbonato durante cinco minutos. El bicarbonato permite que conserve el color verde que se pierde durante la cocción. Es importante no cocinarlo demasiado para que no pierda sus propiedades nutritivas. Una vez hervido, lo escurrimos y reservamos.

2. Nos ponemos con la bechamel. Tiene que ser más bien espesa. Lo primero es pochar la cebolla picada en brunoise (trozos minúsculos) durante unos cinco minutos. Fuera del fuego incorporamos la harina, cuando esté bien mezclada, volvemos a poner el cazo en el fuego y cocinamos un minuto para que la harina no esté cruda y rompa el sabor de la bechamel. Poco a poco vamos echando la leche caliente sin dejar de remover, y así estamos unos cinco minutos más. Echamos la sal y nuez moscada necesarias e incorporamos el queso, que con un par de vueltas se derretirá y mezclará sin problemas.

3. Aplastamos el brócoli levemente con un tenedor y lo mezclamos con la bechamel. Ahora llega el momento de la pericia, porque tenemos que rellenar los pimientos, que tienden a romperse, con la mezcla de la verdura. Con una cuchara pequeña no deberíamos tener problema.

4. Podemos servir con un pequeño chorro de aceite y listo.

¡Buen provecho!

Anuncios

10 thoughts on “Brócoli. Pimiento. Queso.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yo paso de probarlo. El brócoli fue capaz de matar a Homer Simpson… dos veces!!!

    Dr. Hibbert – Otra victima del brocoli.
    Marge – Crei que el brocoli era…
    Dr. Hibbert – Oh si! Una de las plantas mas venenosas del planeta, hasta intenta advertirnos con su horrible sabor, ja, ja, ja.

  3. Pingback: “Omacatladas” de Rubén Galdón | El Blog del Rincón de Galicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s