Comer en bar ‘La Fundición’, Oviedo

Fundición. Interior. Día.

Fundición. Interior. Día.

Las paredes del interior del bar ‘La Fundición’ de Oviedo son puro horror vacui. En un mural de Mesié Pulgar y Patricia Moutas aparecen todo tipo de obreros representados en los momentos que dedican a comer. Es así como los propietarios del negocio, Adrián y Noe, han querido plasmar su declaración de intenciones: “somos tan currantes como los trabajadores de los dibujos”. El nombre del bar va en la misma onda, es un homenaje a la familia de Adrián, vinculada a las empresas de soldadura.

Los dos jóvenes tienen una amplia experiencia en hostelería, y al montar su primer local juntos tenían claro el modelo de negocio por el que apostar: un pequeño bar inspirado en los bistrós franceses con una carta repleta de propuestas desenfadadas y con una buena selección de vinos. No es casual que el apellido del negocio sea “bistronomía”: bistró+gastronomía. El bar ‘La Fundición’, en pleno centro de Oviedo, tiene capacidad para veinte personas y lo que te sirven en el plato es poco convencional, pero ejecutado con una gran precisión. Labor de soldador.

Esta es la crónica de una comida un día cualquiera.

Ensalada de guacamole y kikos

IMG_20141205_151017Vale, todos los nutricionistas recomiendan comer nosécuántas piezas de fruta y verdura frescas al día. En ‘La Fundición’ evitan que ese deber sea aburrido y proponen originales ensaladas. La de la foto, con un buen guacamole y plátano, incorpora granos de maíz fritos que aportan contraste en las texturas. Muy refrescante, que es de lo que se trata.

Croquetas de cecina

IMG_20141205_150552

Uno de los obreros dibujados en las paredes de ‘La Fundición’ porta una cinta con la inscripción “Lo grande de ser pequeños”. Apropiado lema para el concepto de negocio, pero que también tiene importancia en estas croquetas. Lo simple no es sencillo, ejecutar una buena croqueta es complicado. Buena y cremosa bechamel, con un correcto rebozado y sabrosa. Fuera de carta había unas croquetas líquidas de compango de la fabada que deberían estar siempre en la oferta del bar. Como para peregrinar.

Canelón de carrillera ibérica

IMG_20141205_152053

Que las propuestas gastronómicas aquí son desenfadadas lo notamos en platos como este. Lo fácil sería servir un buen guiso de carrilleras con su parmentier, pero en la huída de lo convencional, Adrián desmenuza la carne, la rodea de un frixuelo dando forma de canelón y el resultado es una delicia. Quizás sea porque las carrilleras son una de mis debilidades, pero recordaré durante meses su sabor.

Burguer de vaca vieja, cebolla caramelizada y foie

IMG_20141205_153252

¿Por qué lo llaman buey cuando quieren decir vaca vieja? Es uno de los grandes timos de los últimos años… aunque no es el momento de tratar esa polémica. Aquí llaman a las cosas por su nombre. La carne es todo lo sabrosa que puede serlo la de la vaca vieja. La grasa la aporta una buena loncha de foie, que hace que el conjunto sea contundente. La moda de las hamburguesas a veces está justificada por bocados como este.

Sobao de cocolate

IMG_20141205_155300

Los postres en ‘La Fundición’ son caseros. Adrián tiene experiencia es pastelería y se nota que sabe manejar las texturas y los sabores. Y que sabe sorprender. Este sobao de chocolate es bastante cojonudo.

Además de la carta, en ‘La Fundición’ tienen menú del día, casi siempre apoyado en muy buenos guisos.

Calle Campoamor, 17. Oviedo

984 04 64 32

Anuncios

2 thoughts on “Comer en bar ‘La Fundición’, Oviedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s