Crónica de una cata del #WineUpTour

¡Alerta! Consejo para las farturas de diciembre en general y de las fiestas navideñas en particular: la mejor opción para que las comilonas sean lo más digestivas posibles, es acompañarlas con vino espumoso en las copas. Toca derribar prejuicios, y sustituir los más habituales blancos y tintos por los líquidos burbujeantes. El consejo lo da Joaquín Parra, experto en eso de la enología, que citando investigaciones científicas asegura que las bebidas con burbujas, con anhídrido carbónico, favorecen la secreción de jugos gástricos que ayudan a que las digestiones sean menos pesadas. Él recomienda vinos espumosos de largas crianzas, que son los que llevan incorporada una mejor burbuja, más pequeña y constante.

Gran Cueva Brut Nature Chardonnay 2007

Gran Cueva Brut Nature Chardonnay 2007

En la cata que ayer ofreció en ‘Las tablas del Campillín’, en Oviedo, nos sirvió un par de vinos que podríamos incluir en esa categoría de sustitutos del Almax: un Vilarnau Gran Reserva 2011 y un Gran Cueva Chardonnay 2007. Dos brut nature, uno DO Cava y el otro DO La Mancha, ambos elegantes e intensos.

Un par de las joyas que acompañan al bueno de Joaquín en el #WineUpTour con el que recorre todo el país. Ronda de catas en la que presenta interesantes vinos espumosos y premium acompañando propuestas gastronómicas. En ‘Las tablas del Campillín’ sirvió para estrenar temporada de catas, y nos pusieron en la mesa sus míticas tablas de carne, con las que pudimos comprobar que, en efecto, los espumosos favorecen la digestión.

Escalope pantagruélico

Escalope pantagruélico

Antes de los brut nature, Joaquín Parra nos sirvió un Rías Baixas Santiago Roma Selección 2014, ácido y fresco, con interesantes notas de manzana. Y después un par de tintos, un Quorum 2011, vino de autor de Finca El Refugio, con un 75% de tempranillo y un 25% de petit verdot fermentado en barricas de roble francés y americano, que da como resultado un vino potente y con matices minerales y de frutos rojos; y un DO Rioja, Conde de Valdemar Gran Reserva 2007, redondo, con un final en boca persistente y muy sedoso.

Pero la joya de la cata fue un aguardiente de uva gewürtztraminer, el que se curra Verum y que ha sido reconocido como el mejor de Europa. Parra nos indicó que la mejor forma de disfrutar de este licor es calentarlo en boca. Además de evitar que se te queme la garganta, sirve para apreciar un sutil sabor a uva que te acompaña en la boca durante un buen rato. Y es por consejos como este por el que no hay que dejar de ir a catas de vinos y licores. Creciendo y aprendiendo.

Anuncios

4 thoughts on “Crónica de una cata del #WineUpTour

  1. Como dije en otro blog, es que no me entero de ningún sarao de estos. Y en este caso el sitio está justo enfrente de mi habitación en mi casa familiar y a 300 metros de mi puesto de trabajo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s