Límite (estomacal): 48 horas en Bcn

Aeropuerto de Asturias. Interior. Día.

El tipo que revisa el interior de mi equipaje de mano en el control de seguridad me pregunta que qué es ese paquete de cápsulas que llevo en la maleta y que no logra averiguar con el escáner. “Omeprazol”, respondo, “porque voy a pasar unos días estomacalmente intensos a Barcelona, ja, ja, ja”. Tiro de mi repertorio de risas de cuñao para apaciguar la incomodidad que me produce tener que justificarme en ese trámite absurdo. En fin. Pero, qué diantres, es que esa es la declaración de intenciones de las próximas 48 horas: recorrer la ciudad con una agenda alejada de los tópicos, huyendo del turisteo, planeada por el gran David Hora del Bagel, ejecutada en compañía de lo más selecto de mi TL gastrocatalán (Carmen, Mon, Mar, Albert, Alberto, Óscar…) y sin más límite que la capacidad de resistencia de nuestros estómagos. En efecto, es un LÍMITE: 48 HORAS en toda regla.

Barcelona. Exterior. Tarde.

“Vamos al triángulo de las Bermudas de la cerveza del Eixample”, me dice David. Suena lo suficientemente devastador. Omeprazol pa la saca y empezamos. (Ya os aviso de que las fotos no están hechas como para exponer en la Tate. En los enlaces de los garitos seguro que hay mejores imágenes. Just sayin’, haters!)

19:00. Mikkeller Bar.

20160122_185702

Pues ya véis, 24 tiradores de la mítica birra danesa. Lleva abierto desde finales de octubre y lo cierto es que en comparación con el resto de cervecerías, no estaba demasiado lleno. ¿Muy caro? ¿Decoración excesivamente fría-a-lo-Ikea? Lo que sea, cae una 15 y ya. Next!

19:30. Garage Beer Co.

20160122_193828

Esto ya es otra cosa. ¿Un garage reconvertido en una birrería donde elaboran su propia cerveza? Estoy dentro. Buenas artesanas en ambiente confortable. Nos metemos una Garage IPA y una Zambo y a seguir, que los minutos corren.

21:00 Biercab.

¡El maldito templo de la cerveza artesana! 30 tiradores, TREINTA, de todas las procedencias, elaboraciones y graduaciones imaginables. El Disneyworld de los birreros patrios. La cocina está a la altura del bebercio, y caen unas patatas bravas (a lo Arola, pero bueno) y unas hamburguesacas a las que les falla el pan, pero qué más da.

22:45. BrewDog Bar.

20160122_225126

Birra artesana escocesa. Punk, gamberra. Con 20 tiradores de sus cervezas habituales y alguna que otra elaboración en prueba. Cojonudo que ofrezcan microcatas de cinco vasucos. Ah, y las bandejazas de comida que pasaban por delante pintaban bastante bien.

Sobrevivimos en forma al triángulo de las Bermudas birreras. Porque al día siguiente toca madrugar para desayunar en…

10:30. Bodega Montferry.

20160123_104939

Bodeguismo de toda la vida en el barrio de Sants. Hay que huir del cuquismo y reivindicar más el brunch español alejado del bullicio del turisteo: desayunar en bodegas con cerveza, con su bien de fricandó, de albóndigas con sepia, de patatas bravas y a tope de carajillos de ron. No se puede comenzar un día loquer con el estómago mejor amueblado. ¡Seguimos!

12:30. Bodega Sopena.

Vaya, de aquí no tengo una imagen que valga más mil palabras. Barrio del Clot, 171 años suministrando vinos en un local estrecho, atestado de estanterías repletas de vinos, vermús y demás combustibles alcohólicos. Cojonudo vermú y con cosucas para picar.

Llamada necesaria previa antes de decidir el próximo destino: “Hola, ¿es Ca la Paqui? ¿Os quedá pringá? ¿Sí? ¿Pues vamos?”

Pero rumbo a ese templo bodeguero del barrio, nos topamos con…

13:30. Pan de Georgia.

12540897_1027651647323918_4564081436936440107_n

Muy tontaco. Lo ves y te imaginas una escena macarra de ‘Promesas del Este’, pero no. Esta es la (presunta) única panadería del país que elabora pan en horno de leña tone. Para ver qué es eso, toca clicar en la página de la panadería. Pan rico y fino.

14:00. Celler Ca la Paqui.

20160123_141558

La Paqui regenta este pequeño lugar de peregrinación. Mientras nos observa una foto de Montilla dedicada, caen un vermú cojonudo, unos buenos molletes de pringá y unas patatas de Olot, finas rodajas rellenas de carne y rebozadas, que desconocía, pero que me conquistaron. En las vitrinas exhiben anchoas con una pinta sublime.

15:00. Bodega Carol.

20160123_150702

Más mundo bodega en el Clot. Antes de entrar te topas con un escaparate petado de discazos viejunos que son una declaración de intenciones de lo que te encuentras en el interior. Bajo una colección de cientos de llaveros colgados de las paredes, te puedes tomar buenos vinicos, vermucicos, cervecicas y viandas tipo torreznos, ensaladilla, mojama y similares. En la terrazuca caen unas patatas Carol, con su bien de guindilla y pimentón. Y yo ya no sé si estoy redesayunando, precomiendo o haciendo meriendacena. (Y nos metemos unos patxaranes, claro)

Pasan unas horas antes de cambiar de tercio y que nos entren ganas de unos buenos cócteles. No muy lejos está un pequeño local bastante rockanrollero.

19:30. Beat-Clot.

20160123_194700

Resulta que aquí descubrí que llevaba con mono de Ruso Blanco desde mis años universitarios. Cayó uno cojonudo, en un local con muy buena música, que me trasladó a la camaradería de las noches salmantinas por unos minutos. ¡Vuelve, hay que seguir!

20:45. Bar Moorea.

(Tampoco hay fotaca) Imagínate cómo sería un bar donde se encontrarían los protagonistas de Mad Men y Pulp Fiction. Pues eso sucedería en Moorea. Bareto de cócteles con su bien de cervecicas. Parada técnica antes de cenar.

22:30. Bardeni.

20160123_230717

Un local genial que reproduce una sala de despiece de un matadero, pero a lo moderno, claro, con sus azulejos blancos y de espejos, su vaca pintada en la pared, sus ganchos para colgar animales y un asunto que vi en varios locales de Bcn y que me dejó ojiplático: ¡poner lámparas de la mina es tendencia, es lo más! Si mi bisabuelo levantase la cabeza… En fin. El bueno de Dani Lechuga (genio y figura el tío) se curra una carta a base de carnaza, con una ternera madurada que es de llorar.

01:00. La Cervesera Artesana.

20160124_004927

Parada técnica antes de la retirada para que el cuerpo no olvide la cerveza artesana. Birras de elaboración propia y con una amplia carta de importación. La que tienen ahumada es un poco olvidable, pero bueno.

A very loquer day que habrá que superar al día siguiente. Palante.

10:30. Takashi Ochiai Pastisseria.

20160124_104642

Si hay que desayunar como señoronas domingueras enlacadas, pues se hace.
Aquí ganaron hace un par de años el premio al mejor cruasán de España. El de la foto está relleno de té verde. Acojonante. En ocasiones merece la pena morir de colesterol. Y las estanterías no te dejan más remedio que babear como un inconsciente ante la exhibición de delicias japonesas.

12:00. Eat street en Nau Bostik.

20160124_132808

Parece que la burbuja del street food no termina de explotar. Este evento que nos ocupa reunía por primera vez a unas cuantas food trucks en Nau Bostik, un destartalado recinto industrial que han reconvertido en espacio cultural. Buena idea. Sobre la comida callejera, pues lo de siempre, precios caros y raciones escasas. Postureo máximo. En estos eventos siempre me asalta la misma pregunta, ¿por qué no hay un maldito puesto de churros? Bueno. Caen unos cuantos platillos, cervezas y un cóctel a base de tequila y Frangelico que nos deja pallá. El evento se repetirá una vez al mes hasta el verano. Fechas en su web, no os lo voy a dar todo hecho.

15:30. Senyor Vermut.

20160124_153058

Vuelta al Eixample tras la excursión a Sant Andreu. Pequeño local con bastante variedad de vermús. El de la casa está cojonudo, no demasiado fuerte, nivel si-te-bebes-dos-no-sales-a-gatas. Las tapas tenían buena pinta. Más que las del Eat Street, pero no hagamos sangre de esa herida.

17:00. DelaCrem.

20160124_181615

Apetece un café. Sí, pero aquí hemos venido a jugar y hay que echarle, yo qué sé, helado por ejemplo. Eso lo hacen en este sitiazo donde apetece merendar como señoras mayores. Pero eso es algo que es mejor hacer en…

18:00. Orion.

20160125_180504

Un pequeño local hipster nivel te-dan-la-tarta-en-azulejos-cuquis. Bueno, lo importante es que tienen una cojonuda carta de postres (impresionante la carrot cake) y bastantes tipos de café. Y limonada. Yo ya he perdido la cuenta de las veces que he interrumpido el proceso digestivo en las últimas horas. Es duro, pero hay que seguir.

19:00. Biercab. Sí, de nuevo.

20160124_184454

A ver. Es que hay demasiadas birras artesanas que probar y la ansiedad por esa situación sólo se quita bebiendo. Caen un par de cervezas belgas. Hay que hidratarse, hombre.

Pero, espera, ¿ya han pasado 48 horas? Bueno, pero es que aquí al lado hay un evento cojonudo…

21:00. Guerrilla dining en Garage Beer Co.

20160124_202713

Volvemos a este templazo porque Reubicados Colectivo, un grupo que quiere poner patas arriba los prejuicios gastronómicos, se presenta en sociedad con una cena a cuatro manos que reinterpreta la cocina callejera de Brasil y del sudeste asiático. Platazos alucinantes y sabores inesperados, como el estofado de cerdo en adobo de Manila, que estaba como para ponerle un piso. Acojonante.

Pues ya está. 48 horas (y pico) en Bcn al margen del turisteo. Un fin de semana a toperl que, claro, convierte en peores a todos los que vengan después. ¡A disfrutar de las aportaciones, tropa!

Anuncios

4 thoughts on “Límite (estomacal): 48 horas en Bcn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s