Resumen 6-19 mayo

Negocios que pasan de padres a hijos y que de repente apuestan por la innovación. Es lo que ha pasado en la carnicería Ana Mary, en Gijón. Desde hace unos pocos meses junto a la oferta tradicional hay un amplio surtido de hamburguesas poco convencionales (ternera+queso de cabra+arándanos, asturiana con Afuega’l Pitu…) y no faltan los omnipresentes cachopos. Buenos, bonitos y baratos. Qué más se puede pedir. Bravo y que dure.

Bastante a favor de que el cuarto centenario de la muerte de Cervantes sirva para recordar la importancia de la gastronomía en su obra. La gran Biscayenne escribió hace unas semana el texto definitivo sobre lo que se comía en El Quijote y unos días después en LibrOviedo el gran Juanjo de Vinoteo se curró una cata de tapas que aparecen en el libro mientras escuchábamos los fragmentos donde se mencionaban las viandas. Muy memorable, tal y como relatan en Les Fartures.

Sigo con el durísimo propósito que me fijé a principios de año de beber más cerveza en 2016. En Cimmeria, en Oviedo, tienen unos cuantos barriles pinchados y, como se intuye en la foto, una gran variedad de botellines. Muy templo, vaya.

Toma pintaza de Arrogant Bastard Ale. Moderadamente dulce, con una intensa amargura. Mil litros más por favor.

A post shared by Rubén Galdón (@rubengaldon) on

Ya conocemos demasiado de sobra la burbuja del cachopo, pero ojo con la del pulpo a la brasa. Ya no hay sidrería donde no la incluyan en la carta. Lo veo bien siempre y cuando lo elaboren dignamente, como en la sidrería Guaniquei, en Gijón. Visita que sirvió para inaugurar la temporada de sidra. Soy un tipo estacional y sólo la bebo cuando veo ya lejos al invierno. Ya ves.

Release the kraken… a la brasa! #archivo

A post shared by Rubén Galdón (@rubengaldon) on

Hablando de sidra, qué importante es defender la figura del escanciador en esta época en la que cada vez más sidrerías apuestan por muñecos mecánicos de mesa para convertir lo de beber sidra en un autoservicio. En Tierra Astur llevan ocho años haciendo una especie de auditoría interna a sus escanciadores, concediéndoles unas distinciones, chapones, de oro, plata y bronce en función de su buen hacer. Buena forma de apostar por el correcto servicio de la sidra.

La importancia de un buen escanciado #sidra #chaponesTierraAstur

A post shared by Rubén Galdón (@rubengaldon) on

Una cena improvisada con los colegas de Les Fartures, Empáchate y A buen bocado, se convirtió en un tapeo memorable en el restaurante 180º, en Oviedo. Las croquetas de chosco, fluidas y sabrosas; los dumplings de costilla y langostinos, en su punto y exquisitos; la patata rellena de gochu asturcelta, al olimpo de los bocados más exquisitos de los últimos meses. Edgar de Miguel sabe bien lo qué le gusta a nuestro paladar.

Patata rellena de gochu asturcelta. Lo de anoche en @restaurante180oviedo fue una locura.

A post shared by Rubén Galdón (@rubengaldon) on

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s